sábado, 26 de noviembre de 2016

Cajas pequeñas de madera

A veces necesitamos recipientes para guardar, exponer o simplemente decorar, por ejemplo cajas, podemos adquirirlas hechas, pero también podemos hacerlas nosotros mismos.

Normalmente el material más usado para hacer cajas es la madera y hay muchas clases, nosotros hoy os vamos a mostrar cómo hacer unas cajas similares a las que antiguamente, y actualmente, se usan para la fruta, pero en tamaño reducido.

Este es el resultado final.


Ahora iremos explicando los pasos hasta llegar a ese resultado.

Primero decidimos el tamaño que queremos darle a las cajas y cortamos la base, la  madera que utilizamos es okume de 2 mm. de grosor. En este caso las  medidas de la base son 22 cm. por 15 cm.


A continuación corté cuatro tiras de 22 cm. de largo por 3,5 cm de ancho.


También otras cuatro de 15 cm. por 3,5 cm.


Para seguir necesitamos unos pequeños listones, éstos los conseguiremos de un listón de un palet, así marcamos en él una linea separada del borde de igual medida al grosor de la tabla del palet, en este caso 1,8 cm,


En esta fotografía ya está cortado el listón.


A partir de ahí sacamos cuatro listones más cortos, 8 cm.


Así quedaron.


Ya tenemos todos los elementos para montar la caja.


Lo primero que hacemos es poner una gota de cola para madera en cada una de las bases de los listones.


Estos listones los colocamos en cada una de las esquinas de la base, debemos esperar que la cola se seque.


Seguidamente aplicamos cola en las tablas que vamos a pegar a la base y a los listones.


Los fijamos con pinzas hasta que se sequen.


Una vez que las cuatro tablillas de abajo están secas y bien pegadas, con la ayuda de un listón fino empezamos a colocar las otras cuatro tablillas de arriba, el listón fino nos sirve para que todas las tablillas de arriba tengan el mismo espacio de separación.





Quitamos el listón una vez que fijamos la tablilla con pinzas y dejamos que la cola actúe, y colocamos otra tablilla.





Así hasta que están colocadas las cuatro tablillas.


Una vez bien seca la cola podemos pintar la caja del color que queramos, en este caso nosotros la pintamos de blanco.


Ya seca la pintura blanca, decidimos hacerle unos adornos, en esta caja pintamos unas florecillas en verde y rojo.


Como podéis ver en esta foto las cajas pueden hacerse en diferentes tamaños.


Para acabar os muestro unas fotos de uno de los usos que le dimos a estas cajas.







Pero pueden tener miles de usos.

Espero que esta entrada en el blog os sea útil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada