sábado, 8 de octubre de 2016

Y mientras tanto, mi hija...

Es sabido que los hijos tienden a imitar a sus padres en lo que hacen, y mi pequeña no pierde oportunidad para ponerse a crear cosas sencillas, hace poco lo intentó con una casa de pizarra, pero le resultaba muy complicado ya que no tenía fuerzas para poder cortar la pizarra y lo dejó, pero enseguida se encargó de buscar algo que sustituyera esa actividad.

Me dijo que bajásemos a la nave a ver que podía coger para hacer algo, encontramos una pequeña bolsa de piedras y conchas que recogimos estas últimas vacaciones, cogió un trozo de madera, la pistola de cola caliente, además de unas ramas pequeñas y el resultado fue éste:


Otro día mientras yo construía una casa de pizarra volvió a coger todos los trastos y esta vez con trozos de conchas consiguió esto otro:


Hoy mientras yo empezaba una nueva casa de pizarra, se vino conmigo y me preguntó si no teníamos más piedrecitas de la playa, fuimos a la nave y empezamos a rebuscar, debía haber más piedras de otros años que estuvimos en la playa, buscamos en bolsas y en las estanterías y vimos un bote de Cola-Cao en el que ponía con rotulador "Conchas, piedras y cristales del mar", así encontramos más material para que mi pequeña siguiera haciendo cosas.

Corté un rectángulo de madera y enseguida se puso a hacer composiciones con las piedras, hasta que dio con una que le gustó y a partir de ahí empezó a fijar las piedras a la madera. Así quedó la cosa:


En esta tablilla incluyó una pequeña mariposa de madera.

Esta tarde aprovecharemos a colocar estas tablillas en su habitación para que sirvan de decoración.

Me encanta que mi Paolilla sea tan creativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada