martes, 13 de septiembre de 2016

Perchero con restos de poda.

Estos días hemos estado montando el estudio de los niños, sólo faltaba un perchero para que ellos colocasen sus abrigos y sus cosas, estuvimos viendo como aprovechar unos listones que saqué de unos palés, pero no dábamos con una idea barata y que nos gustase.

Así recurrí al montón de madera de la poda de los pinos, allí estaba la solución, sencilla y barata, únicamente debía cortar las ramas para sacar los trozos donde debían colgarse los abrigos y mochilas.

Esos son algunos de los trozos, que corté y preparé.


Así quedó la percha:


Las cajas, también hechas de madera de palés sirven para colocar las mochilas de los libros que son más pesadas.




Como os dije al principio del artículo es algo muy barato de hacer, solo necesité veinte tornillos largos para fijar los diez trozos de pino al listón, cinco tornillos con sus tacos para agarrar el perchero a la pared, un poco de pintura blanca y diez pequeños puntos de silicona para pegar los círculos de madera que ocultan los tornillos, muy muy muy barato, nada tuve que comprar pues todo lo tenía de trabajos anteriores.


Pronto os pondré por aquí las cosas en las que estoy ocupado.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada