martes, 3 de diciembre de 2013

Un antes y un después.

    Érase una vez una cajonera que estaba almacenada en un establecimiento de muebles de segunda mano.
    El mes de Noviembre es mes de cumpleaños y esa cajonera iba a ser el regalo, eso si, antes debería sufrir algunos cambios.
    No me gustaba el color, ni los tiradores, por lo tanto esas cosas eran las que debería cambiar, empecé lijando el mueble y como me pasa algunas veces, con las prisas por empezar a modificarla, olvidé de hacerle una foto con el aspecto original, si se la hice una vez empezado el proceso de cambio.
    Primero le di una capa de pintura selladora, luego elegí el color "azul real", también busqué en internet y elegí unos tiradores sencillos de loza en color blanco.



     Y después de todo el resultado fue éste:




    Pronto más, un saludo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada